El Arresto de Cinco Activistas Políticos Mas en Egipto Deja Claro Que el Régimen de Morsi Tiene la Intención de Silenciar Su Oposición e Imponer Su Voluntad Sobre el Pueblo Egipcio, Dice Ros-Lehtinen

Mar 28, 2013 Issues: Foreign Affairs

(WASHINGTON) – La Congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), Presidenta del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte, hizo la siguiente declaración con respecto al arresto de cinco activistas políticos contra los Hermanos Musulmanes y blogueros en Egipto. Declaración de Ros-Lehtinen:

“La reciente orden de arrestar a cinco disidentes políticos indica claramente el continuo  deterioro de los derechos humanos en Egipto bajo el régimen de Morsi, y profundiza aún más la desconfianza entre la oposición y los Hermanos Musulmanes. El pueblo egipcio tiene derecho a la libertad, la democracia, y el respeto a los derechos humanos, y los Estados Unidos debe responsabilizar  a Morsi y sus Hermanos Musulmanes por sus acciones atrozes.

“El régimen de Morsi continúa abusando el poder a través de la intimidación y el abuso dirigidos a silenciar a sus opositores políticos. Al reemplazar el fiscal anterior con un sucesor escogido por él, y con la reciente amenaza de imponer medidas para restaurar el orden y suprimir los activistas opuestos a su gobierno y a el islamismo, Morsi nuevamente muestra que él y su gobierno controlado por los Hermanos Musulmanes no respetan las opiniones de la oposición y activistas por la democracia, sino que buscan establecer un estado islámico. 

“Esta es solamente otra en una larga serie de acciones que muestran el verdadero caracter e intenciones del régimen de Morsi. La Administración no puede seguir enviando millones de dolares de los contribuyentes norteamericanos incondicionalmente a un régimen que ha ignorado completamente las libertades de expresión, de reunión, y la libertad de la prensa, continúamente pisoteando los derechos humanos de sus ciudadanos. La Administracio debe reconocer que seguir enviando asistencia sin condiciones a los Hermanos Musulmanes representa una amenaza no solamente a la seguridad regional, sino también a la seguridad de los Estados Unidos.