Ros-Lehtinen, Díaz-Balart Encabezan Carta a la Embajadora Power Instando que la Misión de E.E.U.U. en la ONU Presione al Consejo de Seguridad Añadir a la Lista de Violadores de Sanciones a Funcionarios del Régimen Cubano Conectados al Incidente Chong Chon

Jul 25, 2014

Ros-Lehtinen, Díaz-Balart Encabezan Carta a la Embajadora Power Instando que la Misión de E.E.U.U. en la ONU Presione al Consejo de Seguridad Añadir a la Lista de Violadores de Sanciones a Funcionarios del Régimen Cubano Conectados al Incidente Chong Chon Gang

“Aunque no es sorprendente que el régimen castrista tiránico continue ignorando las resoluciones más básicas de la ONU, darle a la Habana un pase libre enviaría un mensaje equivocado a otros países. Cuando una persona ayuda al régimen norcoreano a violar el embargo internacional de armas, tenemos que asegurar que sean responsabilizados por poner nuestra seguridad colectiva en peligro.”

Washington, DC – La Congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), Presidenta del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte, y el Congresista Mario Díaz-Balart (R-FL), encabezaron una carta a la Embajadora de los E.E.U.U. para las Naciones Unidas Samantha Power. La carta pide que Power presente para designación los nombres de funcionarios militares cubanos que estuvieron involucrados en el incidente Chong Chon Gang, donde un buque norcoreano fue descubierto cargando armas de orígen cubano de un puerto cubano destinado a Norcorea, y quienes consecuentemente violaron resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU 1718, 1874, y 2094. La carta de Ros-Lehtinen y Díaz-Balart también fue firmada por los Congs. Albio Sires (D-NJ), Chris Smith (R-NJ), Matt Salmon (R-AZ), Ron DeSantis (R-FL), Jeff Duncan (R-SC), y Sean Duffy (R-WI).

Dijo Ros-Lehtinen:

“Ahora que el Grupo de Expertos ha determinado que el régimen cubano era una parte integral a la violación de un embargo de armas de la ONU contra Norcorea, no podemos dejar que esta conducta siga sin consecuencias. Tenemos que tomar acción contra las personas que participaron en el incidente del Chong Chon Gang a través de facilitar, procurar, o de otra manera promover la violación de este embargo de armas. Dejar esta flagrante violación de resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sin respuesta plantea serias dudas sobre la capacidad de la comunidad internacional de asegurarse a si misma cuando regímenes criminales hacen burla de las reglas.

“La Embajadora Power tiene que hacer todo lo posible para designar a cualquier funcionario del régimen cubano involucrado en el incidente del Chong Chon Gang como violadores de sanciones de la ONU. Aunque no es sorprendente que el régimen castrista tiránico continue ignorando las resoluciones más básicas de la ONU, dar a la Habana un pase libre enviaría un mensaje equivocado a otros países. Cuando una persona ayuda al régimen norcoreano a violar el embargo internacional de armas, tenemos que asegurar que sean responsabilizados por poner nuestra seguridad colectiva en peligro.”