Viaje del Presidente Ineficiente en el Avance de la Democracia y la Libertad en América Latina, dice Ros-Lehtinen

May 6, 2013

(WASHINGTON) - EE.UU. congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), Presidenta del Subcomité del Medio Oriente y África, hizo la siguiente declaración con respecto al viaje del Presidente Obama a México y Costa Rica. Declaración de Ros-Lehtinen:

"Es decepcionante que el Presidente concluye una vez más una visita a América Latina sin una estrategia coherente sobre la manera de promover los intereses estadounidenses en la región, promover la democracia, y pedir cuentas a los regímenes que oprimen a su propia gente. Durante su viaje, el Presidente reconoció la crisis en Venezuela, pero no ofreció las acciones que tomaría el gobierno de los EE.UU. con el fin de responder a las convocatorias de la democracia por el pueblo venezolano. Al mismo tiempo, el Presidente no condenó las elecciones ilegítimas en Nicaragua ni los intentos exitosos de Daniel Ortega de violar la Constitución nicaragüense varias veces. ¿Cómo podemos esperar que el Presidente se mantenga firme ante Maduro ahora en Venezuela, cuando él no tiene problema en sentarse a la mesa con Daniel Ortega que usó las mismas tácticas que Maduro y evitó que las elecciones sean libres, justas y transparentes?

"Cuando se trata de seguridad, he continuado expresando mi preocupación de que Irán, su apoderado Hezbollah, y otras organizaciones terroristas extranjeras puedan unir fuerzas con los carteles de la droga o las bandas de la región y utilizar el narcotráfico para financiar sus operaciones ilícitas y el contrabando de armas y seres humanos más cerca de nuestra frontera. En México y Centroamérica, el tema del narco-terrorismo es real y rampante en toda la región y se debe confrontar con el fortalecimiento de las instituciones y proporcionar suficiente asistencia para la seguridad de nuestros aliados en la región. De acuerdo con Presidente Obama, los EE.UU. tiene mucho que pedir disculpas porque cuando se utilizan las armas en México, es responsable el proveedor de EE.UU., no el consumidor mexicano,  pero cuando las drogas se utilizan en los EE.UU., son los consumidores en los EE.UU. los responsables y no el proveedor mexicano. El único elemento común es que cuando los EE.UU. está en cualquier lugar, en una frase, los EE.UU. tiene la culpa. Dejemos de pedir disculpas a los países, Señor Presidente.

"Espero que este viaje ayude a la Administración a reconocer la importancia económica de nuestra relación con América Latina, que sólo puede mejorar en un entorno de mercados abiertos y sociedades libres. Esta semana, Bolivia declaró planes para expulsar a la USAID, la Administración Obama concedió una visa estadounidense a la hija de Raúl Castro y regresó a Cuba un espía convicto sin terminar su condena. Los líderes de los países del ALBA en Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua están trabajando constantemente contra la democracia y los objetivos de seguridad de EE.UU. y regionales y desde Cuba a Venezuela, millones de personas inocentes siguen privadas de sus derechos democráticos y las libertades fundamentales."

Nota: La Congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-FL) y el Congresista Albio Sires (D-NJ) presentaron la legislación bipartidista HR 1687 –Ley Contra el ALBA del 2013, que urge al Presidente a sancionar funcionarios de los gobiernos del ALBA o personas que actúan de parte de los gobiernos del ALBA, que el Presidente determina que son responsables o cómplices por la comisión de serios abusos de derechos humanos contra ciudadanos de países del ALBA. Tales sanciones pueden incluir: inelegibilidad de obtener una visa para entrar a los Estados Unidos, bloqueo de propiedad, y prohibición de transacciones financieras de conformidad a la ley Internacional de Poderes Económicos de Emergencia. La ley también dirige al Secretario de Estado a transmitir una estrategia integral para asegurar que los gobiernos del ALBA sean gobiernos democráticos comprometidos a hacer cambios constitucionales para asegurar elecciones libres y regulares, y el libre ejercicio de libertades civiles básicas y derechos humanos por los ciudadanos de los países del ALBA; y que hayan hecho progreso demostrable en el establecimiento de poderes judiciales y consejos electorales independientes.